“Llamados, consagrados y enviados a crear cultura vocacional”

«Para ser en medio de la Iglesia ECO de la Llamada de Dios y REFLEJO del amor de Cristo en medio del mundo»

La FRATERNIDAD DE SERVIDORES del Corazón Sacerdotal de Jesús, es una Asociación Publica de Fieles de derecho diocesano, que nació el 30 de mayo de 2008, en la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Ese día, el Obispo Mons. Bernardo Álvarez Afonso, firmó los estatutos, hizo la erección de la Fraternidad y consagró a los primeros miembros.

Pertenecemos también, a diferentes realidades eclesiales, pero nos une lo más importante: el amor al Corazón de Jesús junto a una especial sensibilidad y preocupación por las vocaciones a la vida consagrada, muy especialmente al ministerio sacerdotal.

Nuestra espiritualidad nace del Corazón traspasado de Cristo y en Él ofrecemos nuestra vida y oración al Padre “por ellos”.

Nuestro carisma es crear cultura vocacional, decir y ayudar a todos que tenemos que estar en disposición de escuchar a DIOS para poder responder a su llamada. En la medida que respondamos, seremos felices.

Hemos ido descubriendo la riqueza de carismas que hay dentro de la Iglesia, como un arcoíris, en el que cada color tiene su propia característica, pero que juntos, forman una imagen bellísima, preciosa. La Iglesia y el mundo necesitan de todos los carismas que ha suscitado el Espíritu Santo.

El Señor, porque nos ha amado, nos ha llamado a consagrar nuestra vida “por ellos”, cada uno en el estado y la realidad que vive; casado, soltero, viudo, separado… Viviendo una experiencia muy fuerte y bella de maternidad o paternidad espiritual sobre “ellos”; los sacerdotes, los consagrados/as, los seminaristas, los novicios/as…

Vivimos la gran Consagración Bautismal, desde la consagración al Corazón de Jesús siendo “ECO de la llamada de Dios en medio de la Iglesia y REFLEJO del amor del Corazón de Cristo en medio del mundo”. Llamados a crear cultura vocacional promoviendo la oración, el conocimiento, la ayuda, el apoyo y la valoración de toda la riqueza de la vida consagrada en sus diferentes carismas.

Esta Fraternidad nace del Corazón de Cristo para servir a la Iglesia a la que amamos profundamente, es nuestra madre y maestra y en Ella servimos con nuestra entrega de vida y oración para que el Señor mande obreros a su mies y la santificación de los mismos.

Actualmente somos alrededor de 100 consagrados en las Islas Canarias, y unos 30 en el Itinerario de Iniciación, más los numerosos amigos y colaboradores la Fraternidad de Servidores.

También pertenecen sacerdotes, consagrados/as, que sin dejar su propio carisma lo complementan.
Hemos comenzado recientemente el itinerario de formación en la Diócesis de Coria-Cáceres.

Desde nuestra espiritualidad y carisma nos ponemos al servicio de la Iglesia Diocesana, especialmente del Seminario, Delegación de Pastoral Vocacional, Delegación para el Clero, Delegación de Misiones, Vicaría para la Vida Consagrada, de los diferentes carismas de vida consagrada, CONFER y parroquias.

Pertenecer a la Fraternidad de Servidores, no quita, ni pisa la pertenecía a otras realidades y vinculaciones eclesiales, todo lo contrario, las enriquece, para hacer desde ahí presente la acogida y ayuda a las vocaciones, carismas de vida consagrada y sacerdotes.

BENDICION DEL ICONO DEL CORAZON SACERDOTAL DE JESUS

En el Centro de Espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús en Valladolid, anexo a la Basílica de la Gran Promesa, en la capilla De La Puente, fue bendecido por Mons. Francisco Cerro Chaves, anterior director del centro y actual obispo de Coria Cáceres y director del Instituto Internacional del Corazón de Cristo, durante el encuentro anual del mismo el 21 de junio de 2014.

Su autora, Doña Carmen del Cerro Jimenes, es una de las mejores pintoras  de iconos de España, y  amiga entrañable,  lo donó a la Fraternidad  y preside actualmente el oratorio de la Sede.